Un informe reciente de dos investigadores israelíes, Gideon Koren y Rana Cohen, publicado en el Journal of Cannabis Research, presenta los casos de cuatro mujeres embarazadas que padecen graves náuseas matutinas (hiperémesis gravídica).

Una de ellas describe: “En su segundo embarazo, la HG [náuseas matinales] comenzó a las 4 semanas con hasta 70 episodios de vómitos al día, requiriendo repetidas hospitalizaciones…”.

Todas estas mujeres descubrieron que 2-3 caladas de marihuana rica en THC (~20% de THC, 1% de CBD) eran útiles para reducir o prevenir los vómitos y revertir la pérdida de peso. El efecto de la inhalación de pequeñas cantidades de marihuana duró de 2 a 4 horas, y luego volvieron a tomar dosis, para un total de 1 a 2 gramos por día. Al parecer, los investigadores no recomendaron este método a los pacientes, sino que acordaron dosis similares de forma independiente.

Los bebés tienen ahora 4 años y no han surgido problemas de desarrollo.

Los autores subrayan que no han demostrado que el cannabis pueda utilizarse de forma segura durante el embarazo, pero su trabajo pone de relieve la posibilidad de utilizar cannabis rico en THC para tratar las náuseas matutinas graves.

Ver el estudio: El uso del cannabis para la hiperémesis gravídica (HG)